martes, 30 de mayo de 2017

Largo plazo




Más allá de la vista

Como era habitual a principios de mes, se celebraba la reunión en la sede de la fundación. Gran parte de los asistentes participaban desde sus residencias a través de internet. Y algunos se esforzaban en viajar personalmente para estar presentes en la reunión, y disfrutar de la compañía y sabiduría de los miembros. En esas fechas siempre había una inusual presencia de aviones privados en el aeropuerto cercano, y los mejores hoteles tenían sus mejores habitaciones reservadas.

Cada reunión tenía una estructura acompañada de cierta forma de proceder. Era como un ritual, un encuentro diplomático. Los asistentes conocían perfectamente el significado de cada acción, de cada palabra, de cada símbolo usado.

Avanzados ya los temas habituales, llegó el momento de exponer las sugerencias de cualquier miembro, y fué el Maestro de Maestros quien abrió el turno.

- Cuéntanos Cuidador como avanza el plan que nos propusiste para ampliar la conciencia de la Humanidad, si ya se han realizado acciones, y si hay resultados.

- Efectivamente, he comenzado a movilizar a algunos colaboradores. No sé hasta qué punto se han generado ya resultados, pues como sabéis la naturaleza del tiempo es caprichosa. Pero a estas alturas ya tenemos la certeza de que los efectos siguen a las causas. En todo caso es un proyecto a muy largo plazo, y el compromiso a mantener exigirá paciencia.

- Pero algún cambio podremos ver, por pequeño que sea - Apuntó el Pilar Mayor argentino.

- Estamos acostumbrados a pensar a corto plazo- respondió el Cuidador-. En este mundo mercantilista la inmediatez y la caducidad son la norma, para garantizar que la maquinaria de la industria no pare. Pero eso no es el objetivo real, el dinero nunca fue un fin, solo un medio más. Tenernos ocupados con objetivos banales y cortoplacistas es el gran truco para que nadie se plantee cambiar el mundo que habitamos. Y cuantos más jóvenes somos, más reacios somos a admitir que este es nuestro comportamiento.

El socio argentino se dio por aludido, pues era el más joven de los presentes.

- En el pasado - continuó el Cuidador-  teníamos una visión un poco más ampliada, pues pensábamos en familias, en clanes, y los plazos a considerar eran un poco más grandes. Los jefes consideraban como influirían sus decisiones dentro de tres generaciones, y eso ayudaba a cultivar civilizaciones más sabias y pacíficas.

- No todos eran muy pacíficos, pero seguro que eran mucho menos agresivos de lo que la historia oficial nos cuentan - apuntó el Pilar Mayor de Cartagena-.

El Cuidador de la Idea continuó con la explicación, pues sabía que toda información debe ajustarse a un contexto para ser comprendida correctamente.

- La misma naturaleza humana es tristemente breve. Vivimos muy poco, y nuestros años en los que disponemos de fuerzas para elaborar proyectos son pocos. Primero pasamos la infancia, artificialmente alargada hasta la pubertad que es otra etapa inventada y que quita los años iníciales de la vida adulta. Esos años de gran energía son desperdiciados en la enseñanza, un simple lavado de cerebro, para convertirnos en obedientes ovejas. Después llega la familia, que vuelve a robar nuestras energías. Finalmente el ocaso llega apenas nos hemos liberado de los retoños, y las hormonas decaen para convertirnos en apacibles abuelos. Ya es tarde para iniciar nada.

- Es curioso que los animales en la naturaleza con muy activos hasta casi el momento de su muerte, algo que en nosotros no sucede - apuntó el Maestro de Maestros-.

-Si observamos la casi imposible forma en la que el ser humano encaja en este mundo, totalmente carente de adaptaciones como otros animales, solo podemos llegar a la conclusión de que no somos un animal más. Hemos sido traídos a esta existencia con algún objetivo, y ese objetivo necesitaba que vivamos poco. Cuando alguien vive poco tiempo no se plantea descubrir los engaños del mundo, y mucho menos cambiarlo. Solo piensa en disfrutar la corta vida que le ha tocado vivir lo mejor que puede. Y no se compromete con nada que se alargue en el tiempo, y mucho menos si se supera el tiempo que uno va a vivir.

- Hay organizaciones que perduran en el tiempo, como los Masones - apuntó el Pilar Mayor de Madrid.

-Cierto - continuó el Cuidador-, unos pocos han conseguido planear y actuar con una visión a largo plazo y han conseguido grandes hitos en este mundo. Podríamos discutir si esos grandes planes y esas ambiciosas visiones eran genuinamente suyas, o si les fueron dadas por seres que disfrutan de largas vidas. En fin, no quiero extenderme más. Solo quiero pediros que en este asunto en particular mantengáis vuestra certeza más allá de cualquier plazo, pues este proyecto está destinado a durar más que las pirámides. Llegarán resultados, si es que no han llegado ya. Es posible incluso que lleguen y no seamos conscientes. Es posible que lleguen cuando todos hayamos muerto. Pero la mecánica de los acontecimientos no es algo que nos deba preocupar, pues responde a la ley primordial del universo, y esa ley no se puede alterar.


3 comentarios:

  1. Antes que nada agradecerte por estos directos que nos ayudan mucho para este día a día.
    Mi pregunta es la siguiente últimamente he visto que se habla mucho de los códigos sagrados de Agesta, sabes algo al respecto? Crees que de verdad sean sagrados y preguntarte si crees que funcionan

    ResponderEliminar
  2. Qué pasa cuàndo no podemos o no queremos dejar de ver estos videos que ayudan mucho. Gracias saludos desde Perú

    ResponderEliminar
  3. Disculpa, me referia a ver videos como los que tú das, me son de mucha ayuda, pero no sé si esta bien no querer dejarlos de ver ni un día

    ResponderEliminar