martes, 4 de abril de 2017

Interconciencia Historia, Capítulo 2

Publicado por VerFractal
(Todos los derechos reservados)

bergantin-historia-interconciencia-verfractal

Lo deseado

En el sótano de una lujosa mansión en el sur de Francia existe un cuarto especialmente insonorizado usando productos naturales, como maderas, papel, y otros elementos de origen vegetal. En este cuarto y en los adyacentes no hay ningún elemento metálico que pueda producir algún tipo de distorsión en el paso de las ondas, cualquiera que sea su naturaleza. Incluso los cierres de las puertas son elementos realizados artesanalmente con maderas y sin usar clavos para unirlos, siguiendo una antigua técnica japonesa.

En el centro de este cuarto, con forma cuasi esférica, y apoyado en una base de robusto roble, descansa un tanque de suspensión sensorial. Básicamente es un cajón con dimensiones humanas, que contiene una solución rica en sales minerales para permitir que un cuerpo flote y alcanzar un gran nivel de relajación. Dentro de este tanque no se percibe ningún sonido ni vibración. El fondo del tanque está cubierto por fina arena de roca lapislázuli.

Philippe es el usuario del tanque. Segundo hijo de una poderosa familia, recibió desde su infancia instrucción en el uso de la mente para explorar "el mar de ideas" que nos rodea. Con las técnicas adecuadas de visualización resulta muy sencillo percibir las ideas de otras personas, incluso los pensamientos más ocultos o reprimidos. Muy pocas personas en el mundo ejercitan alguna técnica de protección mental, y esto permite que una pequeña élite se pueda adelantar a los planes de las masas, y mantenerse en el poder.

Philippe posee una buena capacidad de exploración mental. Su posición de segundo hijo lo ha mantenido alejado desde siempre de una situación de poder en su familia. La suya es una de las familias más poderosas del mundo, muy por encima de cualquier otra que el ciudadano común pueda conocer. Este segundo puesto siempre le ha resultado incómodo, aunque comprende que para mantener el orden y la prosperidad de la familia es preciso que el primogénito controle la mayor parte de los recursos y secretos. Eso no le evita un sentimiento de rabia e impotencia que le es imposible reprimir del todo. En secreto anhela una oportunidad para poseer todos los recursos y secretos de un primogénito y así desarrollar al máximo sus capacidades. Y a falta de los recursos, él se ha entrenado toda la vida en el uso de la mente como gran herramienta de conocimiento y creación. Goza de la guía de un reconocido tutor de confianza de la familia, y usa los secretos en ese campo celosamente guardados durante milenios. Es su secreta forma de conocer al mundo, a sus aliados y rivales, y de estar preparado para aprovechar la oportunidad que quizás el destino le conceda algún día.

Hoy desea realizar una sesión tranquila. Necesita su momento de silencio, de paz, de conexión con el universo. En su mente relajada se ve a si mismo sobre la cubierta de un barco bergantín, una visión en la que navega por el mar de la gran mente, y observa las criaturas que allí viven. Cuenta con la ayuda de un asistente imaginario, un mecano de madera llamado Leonardo, al que puede dar instrucciones para la guía del barco. Por supuesto esta es solo una forma de dar instrucciones a su propio inconsciente, pero es una forma muy sencilla e intuitiva. Leonardo se encarga de muchas tareas importantes. También se encarga de la defensa de la nave, pues el mundo mental es agitado, y los ataques psíquicos son muy habituales. La defensa puede incluir escudos, la evasión, o el uso de los "cañones" de la nave, que son una forma de representar un impacto mental. El barco tiene un bonito timón de madera, y siete pequeñas campanas cuyos tonos completan una escala.  Avisan de la peligrosidad o bondad de "criaturas" y sus ideas. También dispone de un elemento especial: un botón de emergencia que bloquea toda conexión y lo saca de la meditación en casos extremos, aunque nunca lo ha tenido que utilizar. Philippe está especialmente orgulloso de su bergantín para navegar por la mente.

Hoy ha decidido navegar por el agradable Mediterráneo cerca de las islas Baleares, donde suele ir en verano y pasar días con su familia. El bergantín pasa cerca de la soleada Mallorca, y se eleva sobre el ruido mental de la isla, generado por una vida estructurada y distorsionada por los medios de comunicación. Ese mar de fondo, ese monótono murmullo de miedo y crisis le molesta. Pero también le conviene porque es causado por su propia familia como forma de control de la gente. Philippe se eleva a lo alto, para percibir mejor si hay algo diferente, algo que destaque.

Ilustración cortesía de Maribel

Y algo aparece, señalado por Leonardo. Sobre el murmullo del fondo sobresale una figura: una estrella de nieve, limpia y luminosa. Orienta el bergantín hacia la figura, y la campanilla más aguda comienza a soltar un agradable tintineo, como aviso de ser un elemento muy positivo para él. Puede ver una mujer, de unos 35 años, de la que surge la estrella de nieve, y esta estrella habla de abundancia y prosperidad. Resulta curioso para Philippe, pues normalmente lo que para otros es abundancia suele ser causa de pérdidas para él, y por eso se pregunta cual puede ser la relación que puede tener con esa mujer desconocida.

Observa de nuevo la estrella, y se da cuenta de que tiene una extensión que apunta hacia la península en su parte sur. Dirige el bergantín hacia las alturas y hacia el destino de ese enlace mental, pero se detiene. Puede percibir el origen perfectamente, pero no puede verlo. Asciende más, y observa una gigantesca estrella de nieve de un tamaño descomunal. Sus patas se extienden desde Alemania hasta San Francisco y hasta Ushuaia, donde termina América del Sur. La campanilla tintinea de forma nerviosa, a punto de romperse, pero con un mensaje positivo. ¿Cómo es posible que semejante idea apareciera de la nada y él no la viera antes? ¿Cómo es posible que fuera positiva para él, al tiempo que representa la abundancia para otros? Las preguntas y la inquietud se agitan en su cabeza, lo que se representaba por un animado ajetreo del bergantín.

Decide inspeccionar el origen de la idea, la persona que la soporta. Se da cuenta de que no hay un núcleo, si no que es una idea compartida. Puede percibir a las personas por separado, y comprende que no son expertos en cuestiones de proyección, por lo tanto no son el origen. Leonardo señala el origen. Es una esfera translúcida del tamaño de un campo de fútbol  pero no puede identificar a su habitante o habitantes. Decide interrogar a la estrella. La estrella habla de un futuro de oportunidades y de abundancia, en un contexto de crecimiento espiritual. Sin duda se encuentra ante un evento que altera las normas básicas que le han enseñado. Siente cierto temor, pero el mensaje le ha impactado. ¿Cómo es que nadie en su entorno la ha percibido antes?

Aunque el bergantín se agita más que nunca, Philippe decide probar la naturaleza de esta potente idea.

- Veamos tu egrégor.

Toda idea compartida por mucha gente genera un egrégor, una entidad propia puramente mental, que se protege a si misma. Todas las grandes empresas, equipos de fútbol  y poderosas organizaciones los poseen. De hecho muchas personas también tienen egrégores personales, aunque no sean conscientes de ellos.

- No puede ser...

Pudo ver el egregor de la gran estrella con la forma de un gran reloj, pero no estaba integrado en ella: la acompañaba. Eso era señal de que el egrégor no "era" la idea, si no que era usado por ella. Quizás había sido creado por separado o quizás había sido absorbido de otra parte. Esto hacía a la estrella inmune a la alteración del egrégor. Una vez más se rompía el guión de lo esperado, de las leyes de la mente que daba por seguras. ¿Quién podría estar detrás de esta creación? ¿Y porqué iba a resultar positiva para él esta alteración que lo confundía? El temor lo llenó por unos segundos.

verfractal-historia-egregor-idea-mente-philippe
Ilustración cortesía de Maribel

Al fín había encontrado un verdadero leviatán en las aguas de la mente, de su mente. Un leviatán quizás amigo, pero no podía fiarse. Una creación que tantas leyes saltaba bien podía engañar a sus sentidos e intuiciones. Finalmente, respiró con fuerza, y decidió hacer lo que hacen los novatos que tantas veces él mismo había criticado.

- Para conocer verdaderamente a alguien debes luchar con él.

Decidió lanzar un pequeño ataque al centro de la estrella, directo a la esfera de origen. De esta forma sabría de las reacciones y de la personalidad que le esperaban detrás de todo esto. El más pequeño de los cañones del bergantín apuntó al objetivo, y con el deseo del capitán lanzó un potente haz de luz negra. El haz tenía la consistencia de un taladro de duro wolframio revolucionada hasta lo concebible. La broca parecía que iba a impactar en la esfera, pero no llegó a tocarla. Una potente luz blanca la ablandó al instante, y tiró de ella hasta absorberla por completo, como si fuera un espagueti. Ese tirón afectó al pequeño cañón, que saltó por los aires convertido en luz. También se rompió parte de la estructura de babor del pequeño barco, que se estremeció casi volcando. Justo en ese instante, el mecano Leonardo pulsó el botón de emergencia.

Philippe se agitó atónito dentro del tanque de meditación. Apenas pudo concentrarse para abrir la tapa y respirar compulsivamente. ¿Que había sido eso? ¿Porqué él no había destruido con barco inmediatamente, llevando su mente al abismo? ¿De donde puede surgir una estructura tan grande y apenas mostrar tan poca información? ¿Quién o quienes están detrás de esa idea? ¿Porqué resulta invisible a los psíquicos de su familia y de las otras familias de la élite? ¿Acaso es el plan de alguna familia poderosa? ¿Quizás es un plan de su propio hermano y por eso él la pudo encontrar? ¿Porqué solo muestra un mensaje de paz y abundancia al tiempo que demuestra tal poder?

Las preguntas se agolpan en su mente, y necesita unos minutos para recuperarse. Sale del tanque y se dirige a la ducha, para lavarse de las sales minerales. El agua consigue traerlo de nuevo a la realidad, y toma conciencia de la única pregunta que realmente le importa: ¿Debe aprovechar esta oportunidad para lograr sus sueños, o debe informar a la familia para luchar contra ella?. El simple hecho de guardar silencio supone una traición a la familia, quizás a toda la élite. Pero no a sí mismo.

- Hay que tener cuidado con lo que se desea, porque se hace realidad.

Decidió salir a tomar el aire, paseando en bicicleta de montaña por la costa dentro de los dominios de la mansión. Pedaleó con fuerza hasta el acantilado. Respiró el aire con olor a mar, y terminó de centrarse.

Era hora de ser adulto, de dejar de ser el plan B de sus padres, el plan B de todos, el plan B de si mismo. Era hora de aprovechar una oportunidad por la que había suplicado desde muchos años atrás. Aunque estaba seguro de que su descubrimiento no suponía un peligro para su familia, no podía esperar una reacción positiva si ellos se enteraban. La familia tenía la costumbre de cortar de raíz todo aquello que pudiera restar poder a su posición en el mundo. Necesitaba guardar silencio, un silencio profundo, mientras averiguaba un poco más de lo que había descubierto.

- Leonardo, guarda lo visto hoy en la caja fuerte.

Automáticamente, el inconsciente reconoció la instrucción y guardó la información de una forma especial. No llamaría la atención de otros, ni que podría ser reconocible con facilidad.

- Y necesitaremos un barco más grande.

6 comentarios:

  1. Me encanto la Historia, me siento identificado.

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante. Nubacia impresiona desde las alturas

    ResponderEliminar
  3. Gracias al autor, un gusto leer sobre Nubacia.

    ResponderEliminar
  4. Me encanta como ha empezado esta Historia. da mucho qu pensar y a la vez me resuena que pueda suceder así en la realidad las técnicas de psicomagia que puedan usar las familias de poder

    ResponderEliminar
  5. Esta historia te atrapa de principio a fin excelente

    ResponderEliminar