martes, 12 de abril de 2016

Conflicto mental, dolor corporal


partes del cuerpo y sus conflictos en la bioneuroemocion

De la incongruencia al dolor hay un paso

Hoy quiero traeros algunos ejemplos de como ciertos conflictos a nivel mental y sentimental pueden concretarse en dolores corporales. Si bien es cierto que un conflicto puede tener muchos matices, también es cierto que muchas veces con un poco de información caemos en la cuenta de lo que nos ocurre y no lo veíamos, y de esa manera se soluciona el conflicto. Como siempre, la clave está en tomar conciencia.
Y si vuestro caso es complicado y no lo veis por vosotros mismos, cosa muy normal al ser un proceso inconsciente, siempre estoy a vuestra disposición para una consulta personalizada. Ahora será más rápida y efectiva, incluso más económica, gracias a la experiencia acumulada, y que aplicamos en un método nuevo también disponible por webcam. Podéis consultar sin compromiso en NeuroEmocion.com

Algunos ejemplos de conflictos:

LAS PIERNAS: Las funciones de las piernas son las de movimiento, desplazamiento, dirección y sostén. Tienen también la función simbólica materna porque nos arraigan al suelo. Sus conflicto están relacionados con avanzar en la vida.
Pierna derecha: Debo ir hacia… pero no lo deseo. Deseo que no se concreta. Cosas del presente y futuro.
Pierna izquierda: Quiero ir, avanzar hacia… pero no puedo. Movimiento que sale mal. Cosas del pasado.

ENFERMEDADES AUTOINMUNES: “Yo soy mi propio enemigo”
Conflictos de Desvalorización, Culpabilidad o Impotencia que cuestiona mi propia identidad.
Conflicto de no reconocimiento de sí mismo. Lazos de sangre. “No merezco existir". "Una parte de mí quiere matar a otra parte de mí". “Cargo sobre mi culpa algo que me permite liberar a alguien”.

PIEL RUGOSA: Conflicto de protección y contacto. Es una forma de poner distancia. 
“No me apetece ser amable con vosotros para que me améis, aceptadme como soy. Estoy hasta las narices de vosotros y no voy a cambiar".

HISTERIA: "Sufro, luego existo"
Demostrar que existimos a través de la expresión de nuestros sufrimientos, y esto crea un gran conflicto del que probablemente no salgamos si no tomamos consciencia. Si la histeria funciona captando la atención exterior, probablemente la seguiremos usando hasta convertirnos en sus esclavos, y si no funciona reafirmaremos los conflictos originales. Es una trampa perfecta, de la que se sale con una decisión fuerte. A largo plazo puede llevarnos a vivir en total soledad.

¿Tienes PARÁSITOS en tu organismo?
Tener parásitos responde a un conflicto de entrega del poder. Refleja sentirse abusado y parasitado por los demás. A veces refleja que nos sentimos mal por vivir de alguien.

¿Te duele la RODILLA? 
Tenemos cuatro tipos de conflictos en la rodilla:
Conflicto de desvalorización por resultados no deseados.
Conflicto de sumisión y obediencia.
Conflicto de la adolescencia.
Conflicto de dirección y toma de decisiones.


Si te ha gustado el post, recuerda compartirlo con tus amigos. GRACIAS


1 comentario:

  1. dicen que el cuerpo habla, cuanto menos importancia le ponemos a algo que nos afecta, de alguna manera el cuerpo lo refleja

    ResponderEliminar