miércoles, 1 de noviembre de 2017

Adiós monedas, hola CRIPTOmonedas

Publicado por VerFractal
 

Entramos en una nueva ERA económica

Siendo el dinero una buena herramienta de control, ha llegado el momento de actualizarla y aplicar las nuevas tecnologías. Se pretende tener un control de nuestros actos en tiempo real, y eliminar más si cabe una vida alternativa fuera de las ciudades.
En estos años asistimos al cambio económico más grande en siglos, de forma paulatina y sistemática. En este vídeo hablamos de lo que implica, y de porqué todo el mundo en todos los sectores están obligados a conocer más sobre este tema.



También queremos ofreceros nuestro apoyo en el proceso de aprender sobre las criptomonedas, y en realizar operaciones para actualizar vuestros monederos. Es un proceso un poco complicado, pero necesario. Por eso nos podéis escribir con vuestro caso concreto.

Os agracedemos si compartís esta entrada en las redes sociales. Hasta pronto.

lunes, 16 de octubre de 2017

Grupo de Proyección: web mobil y novedades

Publicado por VerFractal


Es un placer estar con todos vosotros de nuevo. Me he tomado un tiempo para renovar nuestro Grupo de Proyección: ahora es más sencillo, fácil de utilizar, manejable desde el smartphone, y totalmente gratis.
En este vídeo os explico todas la novedades, que seguro os encantarán. Tengo otras preparadas, pero iremos paso a paso. Siempre se agradece vuestra opinión para mejorar en lo posible.
¡Hasta pronto!



domingo, 9 de julio de 2017

Cielos azules





Aire limpio de nuevo


Después de las agitadas semanas que siguieron a los eventos en Corea, se pudieron ver algunos sutiles cambios en el mundo entero. Muchos no los apreciaban, pues el arte de observar hace ya tiempo que fue disuelto en mareas de elementos de distracción. Pero unos pocos sí pudieron verlos.

Lo más llamativo que sucedió fue el retorno de los cielos azules. Simples y sencillos cielos azules, libres de las estelas de color blanco que los ensuciaban desde los años 80. El mensaje del ser llamado "Múltiple" se filtro a todos los estamentos de control mundial, y quienes tenían que ser responsables decidieron suspender el programa de geoingeniería más polémico. La renuncia de USA al acuerdo de París sobre el cambio climático sirvió como representación del cese de las actividades. Con ello, cientos de aparatos dejaron de surcar los cielos pulverizando componentes destinados a tranquilizar a la población. Algunos, muy pocos, celebraron el retorno de los cielos azules, limpios, y un rayo de esperanza volvió a alcanzar los corazones de quienes suspiraban por una Humanidad libre.

Por el contrario, alguna medida de compensación fue implementada en algún país, con gran riesgo para el gobernante de turno. Y es que ir en contra de las instrucciones de la parte alta de la pirámide tiene un precio elevado. En Francia se legisló para que el programa de vacunación a los niños fuera obligatorio. Además se hizo en con un gran rechazo por amplios sectores de la población. Por un lado hay que entender la prisa por ejecutar esta medida. Desde los años 80 los chemtrails calmaron a las masas y los grandes movimientos de protesta desaparecieron como por arte de magia. Pero Francia siempre ha tenido una población combativa, y la falta de chemtrails prometía nuevos levantamientos. Eso justificaba, a los ojos de las clases políticas,  una medida excepcional como poner vacunas obligatorias.

Otros eventos, de lectura difícil, sucedieron en tierras donde la guerra campaba a sus anchas. Los grupos creados para desestabilizar ciertos países dejaron de estar protegidos por sus propios creadores, y era masacrados por las defensas locales. Esto va en contra de la lógica de la industria de las armas, la más poderosa e influyente del planeta. Ellos necesitan siempre conflictos que justifiquen las compras de sus productos, y la paz solo les trae pérdidas de ganancias e influencias.

Quizás para compensar esas buenas noticias de paz ocultadas con esfuerzo, se creó otro "peligro", a fin de que el nivel de miedo y estrés no descendiese. Y es que el miedo no mata directamente, y no estaba prohibido por quienes mandan realmente. Con este fin, la crisis de Corea del Norte fue puesta en el candelero mediático, prometiendo un conflicto nuclear, que se podría convertir en una guerra mundial. Un par de cohetes lanzados por el pobre país asiático dieron la excusa perfecta para desenfocar las noticias de paz y crear un miedo a medida. Pero en la práctica, ni una sola bala fue disparada en aquellas latitudes.

En este escenario donde el control de las masas se volvía más limitado, los industriales que manejaban los hilos del mundo se devanaban los sesos para encontrar soluciones. No podían ignorar a sus amos, pues alguno de ellos ya había sido cruelmente castigado por desobeder. Pero tampoco quería perder el control del escenario  mundial, que tanto tiempo les había costado construir. Por eso en todos sus planes futuros tuvieron que tener en cuenta un elemento por mucho tiempo olvidado: el libre albedrío de los Seres Humanos.