martes, 25 de abril de 2017

Tiempo Limitado

Publicado por VerFractal
(Todos los derechos reservados)

verfractal-tiempo-limitado-historia

Ni un día más


Su nombre es se puede traducir como Múltiple. No es el nombre que le dieron sus padres, si no uno que eligió para sí mismo hace mucho tiempo atrás. Múltiple es una entidad multidimensional.

Nació como ser mortal millones de eones atrás, en un universo alejado, olvidado, y aburrido. En ese universo, la única forma de evolucionar y superar la muerte era conseguir llevarse consigo las memorias a la siguiente vida. Generaciones de sus familiares trabajaron en conseguir ese paso, hasta que la fuerza de los genes, un potente egrégor familiar, y una total voluntad obraron el milagro. El ser nacido como mortal consiguió superar a la muerte, huyendo de ella, y llevándose consigo todos sus conocimientos. A partir de ese momento viviría una existencia secuencial, reencarnación tras reencarnación, escapando a la muerte y construyendo su imperio.

Durante miles de años, Múltiple vivió una vida material atado a sus cuerpos temporales, que eran renovados periódicamente. Y aunque los conocimientos científicos consiguieron que esos cuerpos pudieran vivir miles de años, los accidentes y la vejez eran inevitables. Por muy grande que fuera su poder, estaba solo un paso por delante de la muerte. Su existencia se consagraba a mantener esa distancia, y en cada reencarnación sufría el terror de quizás no despertar.

Con el paso del tiempo, ya saciada su ansia de poder y riqueza, asumió que debía dar un siguiente paso en su existencia. Ni siquiera controlar la mayor parte de las galaxias de su universo era ya un aliciente, ni tampoco garantía de seguir con vida. Por eso comenzó a tantear una posibilidad: la de existir sin cuerpo.

Múltiple conocía entidades que vivían sin cuerpo, pero parecían no tener todas las capacidades de las que él disfrutaba. Parecían estar siempre supeditadas al sujeto que las creaba, o solían estar limitadas a actuar en ciertos entornos. Si iba a convertirse en una entidad incorpórea era preciso superar estos obstáculos. No tenía sentido perder su libertad si no ganaba algo más sustancial que luchar contra la muerte física, porque ya la tenía en parte dominada.

Después de reunir todas las informaciones disponibles sobre las entidades incorpóreas, y consultando a muchos místicos y seres con capacidad de proyección en el plano astral, múltiple definió cual sería su siguiente realidad: un ser multidimensional, incorpóreo, con forma de ser vivo, y con capacidades mentales. Con esta nueva naturaleza podría disfrutar de la existencia en varios universos a la vez, sería inmune a la muerte física, se podría relacionar con otros seres, y podría navegar en la mente de cada universo. Su acumulación de conocimientos aumentaría hasta el infinito, e iría diez mil pasos por delante de la extinción mortal.

No pasaron muchas generaciones hasta que Múltiple se dio este nombre a sí mismo, como celebración del éxito conseguido. Su nueva naturaleza le permitía mirar por encima del hombro a los habitantes de incontables universos, podía dominarlos, jugar con ellos. También podía usarlos como fuentes de energía, pues el único requisito para existir de un ser multidimensional es gozar de la atención de los mortales. "Dios" le llamaban los pocos que sufrían sus manifestaciones. A estos mundos dominados los mandaba exprimir a través de capataces, organizados en una estructura piramidal. Esta forma de dominio le reportaba toda clase de energías y vibraciones, desde las más bajas y físicas hasta las más elevadas y místicas. Pero todas ellas eran canalizadas a través de símbolos hacia sus avatares, y esas energías portaban el formato adecuado para hacer inmortal el ente que ahora le daba existencia.

Aún con esta plena existencia, una idea atormentaba levemente a Múltiple: la muerte. Si bien como entidad energética no era posible destruirlo físicamente, sí había otros dos peligros. El primero eran otras entidades de la misma naturaleza, que aún no habían sido vistas por él, pero que podrían surgir al igual que Múltiple lo hizo. La segunda era irónicamente material: la muerte física de los universos provocaría la desaparición de su espacio vital, y por tanto moriría. Espoleado por estas posibilidades se dedicó con esmero a cuidarse de ellas.

Primero estableció una estructura con sirvientes y lacayos, tanto físicos como inmateriales para vigilar que ningún ser estuviera listo para llegar a su nivel. En cuanto cualquier entidad avanzada pasos en este sentido era destruida.

Después mandó investigar cuanto tiempo más seguirían existiendo los universos en los que habitaba. La respuesta que le era enviada desde muchos mundos fue conformando una visión del futuro. Y no era lo que quería saber. La extinción de los universos se produciría de forma gradual, y en un tiempo igual al que él ya había existido casi todos habrían desaparecido. Solo unos pocos existirían unos eones más, para finalmente extinguirse. Tendría una muerte finalmente, una lenta asfixia, al igual que cualquier anciano mortal. Qué injusta era la existencia.

El enfrentarse a la muerte cierta fue el reto mental que le produjo un fuerte shok. Incluso con todo su poder y conocimientos no podía evitar la desaparición de los universos. Múltiple podía ordenar construir toda clase de máquinas, pero ninguna podía existir sin una estructura de realidad. La naturaleza incorpórea tampoco podía sobrevivir así.

Apesadumbrado, Múltiple soportó mucho tiempo de existencia, dejando pasar la vida. Ocasionalmente llegaba a su conocimiento algún posible descubrimiento que podría ser el salvavidas que necesitaba. Pero todos los intentos resultaban en fracasos. Sus sirvientes psíquicos, con capacidad para explorar el futuro, siempre confirmaban las mismas fechas de extinción. No podía ganar ni un solo día más a la muerte.

Pero un día llegó una noticia. Un breve comunicado de un universo apartado y pequeño enviado por uno de sus lacayos a uno de sus avatares.

- Mi Gran Amo, mis compañeros psíquicos y yo hemos percibido un leve aumento en la existencia de este universo. No es mucho, solo un 1% de U238 -

La semidesintegración de los elementos radioactivos es una forma sencilla de medir el tiempo sin usar marcos locales, como los movimientos de cuerpos astrales.

Múltiple, con un simple pensamiento, trasladó toda su conciencia a ese avatar local, para saber todo lo relativo a ese cambio. ¿Qué evento pudo causar el aumento de la existencia de ese universo? ¿Sería esa su nueva escapatoria a la muerte? Miedo y esperanza se cruzaban en su mente, recordando viejas sensaciones corpóreas. Nada en todos los universos existentes era más importante que esta noticia. 


Conexión y adicción 26.4.17 Directo Semanal

Publicado por VerFractal

conexion-internet-adiccion-verfractal-bioneuroemocion-psicomagia

Adictos a la conexión


El miércoles estamos en directo para responder a vuestras dudas e inquietudes. Podéis dejar vuestras preguntas en los comentarios de esta entrada.




También podemos hablar de nuestro proyecto Historia:


Comenzamos a las 22:00 (hora Madrid)

Os animo a visitar mi canal @Verfractal en Telegram: https://telegram.me/verfractal
En este canal anunciamos las novedades importantes, como cuando hay directo o no. Es gratuito y personalizable. No hace falta poner ningún dato personal. Se puede acceder también por web.   

 

martes, 18 de abril de 2017

Todo está conectado





Todo conectado, todo mostrado.


Sergio, Benjamín y Néstor forman un equipo dentro de la organización. Su labor es recopilar información para ser conservada sobre antiguas técnicas que interpretan la realidad. El objetivo es guardar para los habitantes del futuro las técnicas milenarias. Con ellas los habitantes del planeta fueron descubriendo como los eventos y las personas estaban conectadas más allá del tiempo y del espacio.

El enfoque de los procesos que permiten que estas lecturas sean posibles ha cambiado mucho. Ahora el enfoque es que la realidad es solo una misma proyección, que tiene su origen en la Mente Única. De esta forma, al igual que en un fractal, el símbolo apreciado en un lugar es parte del evento que sucede en otro. Todo lo observado son símbolos, y todos los símbolos están conectados.

Los antiguos pueblos se esforzaron en depurar técnicas para leer "las noticias" en ciertos tipos de señales, e incluso pudieron crear técnicas derivadas para influir en la realidad. Por supuesto los altos estamentos del mundo no tardaron en poner a funcionar su maquinaria propagandística para tachar de supersticiones, brujerías o de actos del diablo estas técnicas. Podían poner en peligro su posición de poder. Incluso la adecuada lectura del vuelo de los pájaros resultaba una práctica poco recomendable. Como resultado, se implantó en la conciencia colectiva que todo "arte adivinatorio" era un simple engaño, o incluso una cuestión demoníaca.

La denominación de técnicas "adivinatorias" era en sí misma una manipulación, pues no se trata de adivinar nada, no es un juego de azar. El adjetivo correcto sería "interpretativas", pues se basan en usar técnicas para interpretar correctamente los símbolos que la "realidad" muestra. Para eso hay que conocer bien los símbolos, y sus relaciones. Y la magia surge después del perfecto dominio de la interpretación, como potente herramienta para influir en otros. Cuestión aparte es la motivación de quien la practique, buena o mala. Las herramientas en sí mismas son neutras, al igual que el fuego, el aire, o cualquier otra.

Es muy larga la lista de técnicas existentes desde antiguo, lo cual da prueba de la enorme confianza que los muchos usuarios tenían en ellas. Cuando se estudia la complejidad de muchas de ellas se llega a la inevitable conclusión que su elaboración no se debía a simples charlatanes, si no a profesionales dedicados. Sacerdotes, magos, druidas, chamanes... todos ellos eran cuidados por su pueblo para permitirles trabajar a tiempo completo en estas técnicas, que en muchas ocasiones determinaban que las decisiones importantes resultaran bien o mal. Vida o muerte. Cuestión aparte sería quien usaría las técnicas en otro contexto, con qué grado de precisión, o con qué objetivos. He aquí algunas de las más antiguas y documentadas:

Hiromancia
Piromancia
Feomancia
Espatolomancia
Fulgurancia
Ciromancia
Tremularia
Sonositica
Auspicina
Absconsoria
Pulsoria
Congratoria
Transformaria
Pasionaria
Lubidia
Mediaria
Sopreciaria
Invocatoria
Nigromancia
Atromancia
Conomancia
Litomancia
Pedoxomancia
Arnomancia
Estricatoria
Curosoria
Fascinatoria
Fibrica
Extaria
Sortilegio
Amatoria
Vastatoria
Empirica
Imprecatoria
Ligatoria
Pelvimancia
Cartomancia
Brizomancia
Orinomancia
Oneiromancia
Somnomancia
Geomancia
Hidromancia
Aeromancia
Piromancia
Espatulomancia
Hipomancia
Eteromancia
Meteoromancia
Onicomancia
Metopomancia
Glosomancia
Uromancia
Alomancia
Lacomancia
Crommiomancia
Sicomancia
Apantomancia
Rabdomancia
Aruspicina

Néstor es profesor de universidad en Colombia. Como observador de la realidad, y como estudioso aplicado, conoce muchos de los símbolos observados en todas estas técnicas. Aunque en su labor diaria muestra discreción sobre estos conocimientos, no deja de observarlos y de tenerlos en cuenta. Él sabe que el conocimiento no sirve de nada si no es aplicado. Se esfuerza por transmitir este principio a sus estudiantes en la universidad. No resulta sencillo trabajar en un potente órgano de adoctrinamiento del sistema, al tiempo que se vive la vida desde la tercera etapa de conciencia. Por suerte tiempo atrás pudo conocer el grupo original de la fundación, y dar un sentido y una aplicación a sus estudios sobre las otras visiones de la realidad.

Hoy es el cumpleaños del hijo de Néstor, y lo celebran en casa con los amigos del chico. Una fiesta con niños de 8 a 10 años es una pequeña locura. La esposa de Néstor, una preciosa mujer, incluso después de darle 3 hijos, se ha encargado de los preparativos. Por supuesto siempre llega la hora de abrir los regalos. Casi todos los regalos eran de los amigos del niño, que ellos mismos habían envuelto. Los regalos de la familia los abrirían más tarde, para no romper el encanto de la reunión.

El cumpleañero se esforzaba en sacar de su envoltorio uno de los regalos. Estaba muy bien envuelto, y había que tirar con fuerza. Tanta fuerza, que al soltarse la mano que sostenía el envoltorio rozó sin querer una maqueta de un barco velero que estaba sobre una mesita auxiliar. La maqueta cayó al suelo, ligeramente dañada, y quedó tirada sobre los restos de poliespan de los regalos.

- No pasa nada, lo arreglaremos -Dijo Néstor-

Pero la visión del barco roto sobre la "nieve" no le pasó desapercibida. Más tarde la "investigaría" y hablaría de ello con sus colegas en la fundación, antes de informar al Cuidador de la Idea.